Consiga un Mejor Descanso.

 

Además de la importancia de la ergonomía e higiene de los equipos de descanso,
un punto muy importante si queremos descansar bien, será la postura en la
que durmamos.

 

La postura adecuada a la hora de acostarse es imprescindible para evitar dolores de espalda y un descanso inadecuado.

 

Además de los hábitos adecuados, debemos asegurarnos de que nuestro equipo de descanso sea ergonómico e HIGIENICOS.

 

Consiga un mejor descanso.

 

Todos conocemos los beneficios de una buena noche de sueño. Descansando correctamente tenemos mayor vitalidad en la actividad diaria, mejoramos nuestro rendimiento físico e intelectual y podríamos decir sin miedo a exagerar que nos sentimos mas alegres. Podemos concluir con esto, que un descanso correcto aumenta nuestra calidad de vida o lo que es lo mismo dormir bien , es vivir mejor , y por ello es importante que sepamos que podemos hacer para mejorar nuestro sueño .

 

Pero antes de hacer cualquier recomendación es importante resaltar que cada persona tiene sus propias necesidades de descanso , puesto que tanto la estructura de su sueño como su constitución física requieren de una conducta y un equipo de descanso adaptados a sus necesidades especificas. No todos necesitamos dormir el mismo número de horas, hay quien tiene suficiente con seis horas para despertar por la mañana a pleno rendimiento, mientras que otros necesitan un mínimo de nueve horas para estar despejados por la mañana. Por otro lado, cada tipo de constitución física (según peso, altura, sensibilidad de la piel, elasticidad ósea, etc ) se sentirá mas cómoda en un tipo de equipo de descanso distinto.

 

Es cierto que mucha gente se queja de no descansar correctamente, sin entender que muchas veces la posibilidad de mejorar la calidad de nuestro sueño es tan simple como seguir unos fáciles consejos válidos para casi todo el mundo y que a continuación les citamos:

 

Procurar acostarse y levantarse a la misma hora. El cuerpo humano se adapta al ritmo de vida que le marcamos. Si nuestros horarios varían cada día, es poco probable que nos levantemos cada mañana habiendo descansado correctamente.

 

Llevar una vida activa. El ejercicio físico moderado ayuda a eliminar el estrés y por ello contribuye a la mejora del descanso . El ejercicio físico sin embargo , puede resultar excitante y por ello debe realizarse al menos dos horas antes de la hora de acostarse.

 

Es aconsejable relajarse física y mentalmente antes de acostarse realizando actividades como; un paseo nocturno que nos ayude a desconectar de los problemas diarios, un baño de agua tibia que permita relajar nuestra musculatura, leer un libro que nos haga evadirnos, etc.

 

Un consejo fácil y practico para liberar nuestra mente de los problemas que a veces no nos dejan pegar ojo en toda la noche, será tener en nuestra mesilla de noche un papel y un bolígrafo, de manera que podamos anotar cualquier asunto o problema que tengamos rondándonos en la cabeza y de esta forma liberar nuestra mente hasta el día siguiente.

 

Cenar de forma ligera. Las cenas a base de alimentos "pesados" o excesivamente copiosas requieren de una digestión mucho mas lenta, por ello se recomienda cenar de forma ligera y al menos dos horas antes de acostarse.

 

Mantener el dormitorio a temperatura templada que debe oscilar entre los 18 y los 24 grados para evitar que durante el sueño podamos sentir frío o calor. Por otro lado es muy importante mantener la habitación correctamente ventilada.Además de los hábitos adecuados, debemos asegurarnos de que nuestro equipo de descanso sea ergonómico e higiénico.

 

Además de los hábitos adecuados, debemos asegurarnos de que nuestro equipo de descanso sea ergonómico e HIGIENICOS. Los colchones tendrán que ser ergonómicos para dar una correcta sustentación y adaptarse a la perfección a nuestro cuerpo, garantizando así que nuestra columna vertebral descanse totalmente alineada . Además de esto, los colchones que elijamos han de ser confortables para dormir con comodidad. Por esto mismo debemos de adquirir un colchón que se adapte a nuestro cuerpo de forma confortable y sin generar puntos de presión que nos hagan cambiar de postura de forma involuntaria en la noche.

 

Además de la importancia de la ergonomía e higiene de los equipos de descanso, un punto muy importante si queremos descansar bien, será la postura en la que durmamos.

 

La postura adecuada a la hora de acostarse es imprescindible para evitar dolores de espalda y un descanso inadecuado. Generalmente, solemos dormir adoptando una de estas posturas:

 

Boca arriba: Esta es la postura medianamente recomendada, pues nuestra columna vertebral apoya correctamente sobre el colchón y además facilita una mejor respiración.

 

Boca a bajo: Esta postura es la menos recomendable, pues suele modificar la curvatura de la columna vertebral dado que para poder respirar se mantiene el cuello y espalda ligeramente girados durante las horas de sueño.

 

De costado: Es una opción optima que permite un buen descanso si se realiza adecuadamente. Es recomendable cambiar con frecuencia de postura.

2012 © Industrial Regal C.A. Todos los derechos reservados. RIF:J-00070521-6. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este sitio sin autorización expresa de los editores.